¿Estás pensando en hacer una web o quizás en renovar la actual?

10 cosas que debes saber antes de hacer una web

Hay varios consejos que tras años de experiencia deberías saber antes de emprender una aventura digital, la cual puede traerte muchas alegrías pero al mismo tiempo muchos problemas, si no tienes las debidas precauciones. Estos son los 10 consejos que debes tener en cuenta:

1. Propuestas y presupuestos. Por supuesto que todos tenemos que tener en cuenta un presupuesto para ver si podemos afrontar una “inversión” e insisto, “inversión” porque una web no debería significar un gasto sino una inversión que aporte beneficios a nuestra empresa. Nuestro consejo es que no te fíes del presupuesto más barato, ni del más caro, en nuestra opinión lo barato puede salirte caro y lo caro también. Lo importante no es el precio, es tener a tu lado a un equipo con el que puedas comunicar y que te vaya guiando poco a poco y te de respuesta a todos los imprevistos que puedan ir surgiendo. Si no tienes criterio para decidir qué opción es la mejor, intenta asesorarte por un experto (que no sea tu primo), pagar a esa persona, puede evitarte muchas comeduras de coco con posterioridad. Si no sabes cómo elegir a ese experto, busca por ponerte un ejemplo en Linkedin (red social especializada en encontrar profesionales) alguien que tenga un buen CV cerca de tu ciudad.

2. Dominio: regístralo a tu nombre.
Está bien, ya lo has decidido, definitivamente quieres tener una web o quieres renovar la actual. El primer paso es comprar tu dominio o renovar el actual. Pero, ¿qué es un dominio?, pues nada más y nada menos que el nombre de tu web, por ejemplo, el dominio de nuestra web: www.estudiocreatika.es, es estudiocreatika.es. Y ahora dime, ¿registrarías tu nueva empresa a nombre de otra persona como por ejemplo la que te va a construir el edificio? ¿registraría Coca Cola su dominio a nombre de otra persona que no fuesen los propietarios? Pues, recuerda, nunca registres tu dominio a nombre de la persona que te va hacer la web. Ya sabemos que en estas cosas confiamos ciegamente en otras personas, pero el dominio lo pagas tu y va a ser tu empresa en Internet, por lo tanto, el dominio debe ser registrado a nombre del propietario de la empresa (deberán preguntarte tu nombre, tu dirección, un teléfono, un email y una DNI o NIF). Pero, ¿cómo saber que lo han registrado a tu nombre? Aquí tiene una web en la que puedes introducir tu dominio y ver a nombre de quién está: whois.domaintools.com.

3. Elige un buen servidor. Un servidor, es el que va a hacer posible que una vez construyas tu página, pueda ser vista en Internet. Normalmente, conlleva el pago anual de una cantidad. Es aconsejable que utilices el mismo servidor que la persona que te construye la página por razones de coordinación a la hora de afrontar problemas imprevistos, aunque eso es opcional, y hoy hay servidores bastante potentes y cuyo servicio al cliente es muy eficiente. Más adelante os explicaremos los tipos de servidores, de momento uno compartido es lo más económico, aunque debes saber que cuanto menos compartas (servidor dedicado), más rápido cargará tu web y por lo tanto, más usuarios visitarán tu página, aunque para comenzar el compartido es una buena opción.

4. Plataforma de mi web. Debes saber que la web puede construirse a medida (es lo ideal pero es más costosa, en el caso de que esté bien hecha) o con un gestor de contenidos (programa para hacer webs o CMS), muchísimo más económico y autogestionable. Si vas a elegir un gestor, nosotros te recomendamos WordPress; es conocido y fácil de manejar y además tienes numerosos tutoriales en redes sociales y la mayoría de sus plugins (funcionalidades extras que a veces necesitamos) son gratuitos. Por supuesto que debes contar con la ayuda de un profesional pero en el caso de que tengas tiempo para hacerlo tú mismo o tengas a alguien encargado de tu web, asegúrate de que la administración es fácil e intuitiva, eso hará que puedas sacarle el mayor partido a tu sitio web. Así mismo, asegúrate de que te aplican los plugins de seguridad adecuados para que tu web no sea pirateada. Hay algunos plugin muy muy potentes para evitar el pirateo.

5. Busca apoyo y ayuda en un buen equipo. Todos estamos un poco hartos de tratar con contestadores automáticos o con empresas con las que es difícil comunicar.

6. No te hagas caso de las promesas falsas. Si te dicen que todo va a ser un camino de rosas, te están engañando. Como todos los proyectos, entrar en el mundo digital exige un esfuerzo y debes tener paciencia. Pero asegúrate que ese esfuerzo está bien dirigido hacia el éxito.

7. Si tienes que invertir, invierte en el número 1 y en ti mismo. Te explicamos esta afirmación: en numerosas ocasiones, nuestros clientes nos preguntan por diferentes webs en las que te prometen insertar tus productos para venderlos, o tu casa rural, etc. En nuestra opinión, trabaja solamente con el mejor dentro de tu sector y el resto de tu presupuesto, inviértelo en mejorar tu web, posicionarla en Google, mover tu redes sociales y en general conseguir contactos, clientes y fidelizarlos.

8. Si tienes un web inactiva, es como imprimir 100.000 folletos y meterlos en el armario. El objetivo de una web es recibir visitas y si la tienes aparcada y lo único que haces es mostrarla cuando das una tarjeta de visita, estás perdiendo oportunidades de negocio. Comparte tu web en redes sociales, crea artículos en el blog, publicítala en Google…

9. Un blog actualizado y optimizado para SEO (estar de los primeros en Google), es un tesoro. No te imaginas la cantidad de visitas que puedes conseguir gracias a un blog. El blog es una parte esencial para posicionar tu web en Google ya que este buscador considera que tu web está siendo actualizada con asiduidad y eso le encanta porque piensa que puede ser muy útil a sus clientes, es decir, a los usuario de Google (que somos todos nosotros en alguna ocasión). Los navegantes de internet normalmente van del blog a tu web, no al revés. Del mismo modo, van de las redes sociales a tu web, etc. Al final, lo que queremos es que visiten nuestra web y que consigamos un cliente o al menos un contacto para conseguir un posible cliente. Si además de este contenido, sabes cómo optimizar los artículos y jugar con palabras clave, enlaces y edición de imágenes, conseguirás más visitas y por lo tanto más clientes.

10. Conseguir contactos es la base de tu negocio on line. Las grandes empresas invierten miles de euros en conseguir bases de datos optimizadas y una base de datos no es otra cosa que posibles compradores segmentados, es decir, separados por diferentes características como edad, lugar de residencia, gustos, hábitos, etc. La mayoría de las empresas, especialmente las que llevamos muchos años en el mercado, tenemos muchísimos contactos que no estamos aprovechando adecuadamente. Con la llegada del mundo online y teniendo, por ponerte un ejemplo, e-mails de personas interesadas o clientes, puedes enviar campañas de e-mail con ofertas o novedades, gratuitamente, gracias a herramientas que existen en el mercado. Por lo tanto, una vez que han visitado tu web, intenta conseguir esa información y no desaproveches las visitas de tus clientes. Otro ejemplo, sería hacer campañas de remarketing en Facebook o Google Adwords.

Esperamos que estos consejos os ayuden a tener éxito en el lanzamiento o relanzamiento online de vuestra empresa. Si tenéis alguna duda, ya sabéis que podéis contar con nosotros:

Teléfono: 925 805 044

Móvil: 670 404 352

Email: info@estudiocreatika.es

ESTUDIO DISEÑO TALAVERA