Repasamos algunos de los procedimientos básicos para captar nuevos clientes en internet:

Concursos / Sorteos.  La gran virtud de este procedimiento es que permite captar a personas que están positiviamente interesadas en tus artículos o servicios. Si vendes por ejemplo mobiliario de cocina y sorteas una instalación de cocina completa sin coste de mano de obra, quienes se apunten al sorteo serán con toda seguridad gente que está planeando renovar su cocina en los próximos meses. Si vendes masajes orientales y sorteas una sesión de 1 hora los participantes serán aficionados a este tipo de placeres relajantes. 

Es indispensable que para participar en el sorteo las personas indiquen su mail y su aceptación para recibir correos de tu empresa. Es esto lo que te permitirá a partir de entonces tenerles al corriente de promociones, nuevos productos, ofertas… Y dado que su afinidad con tus propuestas es alta, tarde o temprano muchos de ellos se convertirán en clientes.

Un negocio online debería tener al menos un sorteo activo cada mes, como medio de ir captando y contactando con público afin a su actividad.

Twitter. La publicación regular en Twitter de llamadas a suscribirse a tu newsletter es otro medio de captar posibles clientes. Conviene ofrecer algo a cambio de la suscripción (un cupón regalo, por ejemplo) y es fundamental identificar correctamente los “hashtags” que harán que tus tuits lleguen a las comunidades potencialmente interesadas en tu línea de productos o servicios. Para programar estos tuits puedes utilizar herramientas como Sendible o Bufferapp. Es muy importante encontrar la frecuencia adecuada de repetición de los tuits programados, para evitar la sensación de que detrás de ellos sólo hay una máquina. La cadencia de repetición debe ser tal que por una parte te permita despreocuparte de poner estos tuits de manera manual, y por otra te permita insertar entre los tuits programados otros “reales” que se correspondan con tu actividad diaria de community management.

Contenidos. Ofrecer abiertamente contenidos de interés -y sobre todo de utilidad- para tu público objetivo es otro buen recurso para establecer contacto con ellos. Para ello la herramienta fundamental es un Blog en el que con periodicidad regular vayas publicando estos contenidos: recomendaciones, consejos, trucos… Al pie de cada artículo pon siempre el formulario para suscribirse a tu lista de correo. Publicita la aparición de nuevos artículos en Twitter, Facebook y otras redes sociales en las que puedan estar tus clientes potenciales. En Facebook puedes publicarlos como “destacados” (se ven a pantalla completa), siempre que la imagen principal sea buena. También puedes promocionarlos por pequeñas cantidades; con un gasto de 5 o 10 € alcanzarán a algunos miles de personas, amigos de tus fans.

Una variedad muy interesante del contenido es crear un artículo o documento de mayor valor: un estudio, una recopilación de casos, un manual práctico… y ofrecerlo en descarga gratuíta previa suscripción a tus correos. Esta acción requiere un gran esfuerzo inicial, pues el documento que ofrezcas para descarga debe ser novedoso, original y aportar realmente un valor a quien lo lea. Pero a cambio, una vez hecho el esfuerzo inicial puedes tener el documento online permanentemente durante un año entero, por ejemplo, promocionando regularmente también su descarga y obteniendo así durante todo ese tiempo nuevos “leads” de personas que algún día pueden llegar a ser clientes.

Hay más técnicas de captación, desde luego. Seguiremos contándoos…